lunes, 31 de diciembre de 2012

Nos vale cualquier calendario



Si por mi fuera hoy sería el primer día.
Festejas el próximo.
Pues vale.

Te besaré por el nuevo año
en cada beso
de hoy en adelante
en cada día que sea hoy.

Ya mañana, si eso,
arreglamos.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Una estrella


¿Has seguido a una estrella alguna vez?

A veces se ocultan.
Otras no parecen ser lo que son.
Casi nunca sabes adonde te llevan.



sábado, 15 de diciembre de 2012

En una escuela





Ayer por mañana, paseaba por la escuela donde trabajo. Recorría unos rincones por donde no solemos pasar (ni grandes ni chicos). La parte de atrás, lindando con la montaña, donde crecen unos pinos cerca de una fuente. Comprobaba unos pluviómetros caseros que dos de mis alumnas habían colocado el día anterior para recoger lluvia. Hacía frío, las piedras estaban mojadas, la hierva verde goteaba, la tierra empapada olía a humedad. Pero los pluviómetros estaban vacíos. 


¿Adónde fue a llorar el cielo ayer? 

viernes, 14 de diciembre de 2012

Los poetas y el dinero (de Daniel Bellón)


Verán, he concluido que no podré decirlo mejor, ni estar más de acuerdo.

Algún tecnoproblema casero me tiene boicoteada la productividad en el blog en los últimos días, pero, a falta de escribir me he dedicado a eso tan necesario: leer. Y me he encontrado con varias lecturas que me han traído a la cabeza mi “El poeta en la ciudad digital“, que ya lleva un año pululando por la Red. Lecturas que tienen que ver con cómo los poetas se relacionan entre sí y con las cosas de comer, por así decirlo.
La primera lectura es “Los poetas y el dinero“, un delicioso artículo de Charles Simic, decubierto en el blog La página de nadie. Dice cosas muy interesantes Simic, desde ese sentido común desmitificador tan propio de los autores anglosajones: “¡Estupendo! Me dije tras leer esto. El mundo se va a la mierda, pero nosotros los poetas tenemos algo que esperar. Nunca nos hicimos ricos en el pasado y no veremos un céntimo en el futuro. A pesar de las leyes de copyright, la mayoría de nuestros poemas está disponible gratuitamente para millones de personas en Internet y, en esta época de atenciones breves, la poesía podría acabar siendo la única literatura que la gente lea. Cuando no queden librerías y las bibliotecas hayan sido clausuradas, los enamorados que necesiten un estímulo amoroso adicional tendrán que alcanzar sus iPhones y encontrar un poema adecuado para la ocasión y leérselo el uno al otro. La fuerza de la poesía procede de tales usos prácticos. Todo el mundo ha oído lecturas de poemas en bodas y funerales, pero sospecho que nadie ha intentado jamás utilizar un capítulo de una novela o un cuento en esa clase de reuniones. Con razón los escritores y los intelectuales en líneas generales desdeñan tanto la poesía. Los poetas trabajan a cambio de nada, dice Tim Parks. En otras palabras, producen poemas de la misma manera que una fábrica ilegal en el tercer mundo produce juguetitos baratos.”
El otro texto es “La intolerancia en la poesía española“, donde el poeta Miguel Veirat se despacha a gusto y dice cosas como estas “La “inmensa minoría” a la que dedicó Juan Ramón Jiménez su obra, tiende hoy a menguar de modo alarmante. Y no a falta de carreras y concursos de belleza organizados entre poetas por instituciones públicas y privadas —incluídas tiendas de ropa de lujo—, con enorme abundancia de medios: El escasísimo número de lectores unido a la medianía exhibida por la mayoría de los jurados y autores en liza, epígonos conscientes de cualquier jefe tribal, contribuyen a acelerar el ocaso de aquella añorada inmensidad de esencia minoritaria.
No podría ocultar que la presente reflexión se basa en gran parte sobre la realidad de ciertas escoceduras mostradas en la poesía escrita en España a causa del roce entre diversas sectas, reunidas en dos tendencias mayoritarias que han luchado entre sí al amparo de una imaginaria “explosión cultural” que muchos creyeron posibilitada por la Transición democrática de finales de los setenta, ignorando que el talento no puede pactarse.
Aunque bien es cierto que la mencionada llaga cicatriza ya hacia el absurdo, persiste aún gran desconcierto en las distintas “familias” de poetas refugiadas en el nicho de sus “generaciones” respectivas —tan caras a los críticos españoles—, que todavía se preguntan, a menudo en verso, si la poesía “es” conocimiento o comunicación, si “nace” del silencio o de la experiencia, y si el hecho de llevar en la frente el sello de una u otra alternativa les abrirá más puertas hacia los ansiados ”premios” y cucañas prometidos por el márketing editorial o el favor de políticos patrocinadores.”
Cosas que me recuerdan mucho a las comentadas hace ya un tiempo por mí, aunque tal vez con menos acidez y ganas de tomarme en serio las mezquindades de la piñata póetica en “El canon contemporaneo: juego de estrategia“.
A las finales, la cosa es que el último mecenas de los poetas en los últimos treinta y pico años: el estado en sus diferentes avatares nacionales, autonómicos, locales y corporativos, ha cerrado el grifo, o apenas lo ha dejado goteando, y son muchos los nervios y  mucha la sed, y, un tanto  de repente, se reivindica para ese flujo tan escaso las condiciones mínimas de transparencia en su distribución exigibles a los dineros públicos, y lo que antes era silencio cómplice o acomodaticio se vira en manifiesto y protesta.
En fin, poetas, ego, dinero…Habría que traer a la memoria lo que dejó dicho don Juan de Mairena: “Nosotros no hemos de incurrir nunca en el error de tomarnos demasiado en serio”. Y yo me vuelvo a Simic y a sus siete consejos a los jóvenes poetas que glosa  en FronteraD, Lino González Veiguela… Nunca es tarde para aprender.

(Dani, no te he pedido permiso...)

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Un embeleso con Alfonsina Storni de Xaro y Amparo


Conozco a Xaro. Es una hechicera. Dueña de pócimas con esencias de poesía, frutas, matemáticas, historias o imágenes. Sospecho que esas recetas las aprendió de alguna abuela o de alguna abuela de una abuela (pero esa es otra  historia). Si alguna vez la encuentran quizás la vean hacer el sortilegio de las manzanas y los movimientos propios. Claro, deberán proporcionarle una manzana y un cuchillo y a arriesgarse a lo que suceda después. 

Xaro es una aliada nata. Siempre la he visto junto a alguien para contar algo. Lo que muestra su altísima capacidad de amigabilidad (Deberíamos inventarnos un Número Índice para esto). No es sorprendente, por tanto encontrarla aliada con otra maga de las formas: Amparo. 

Tengo ganas de conocer a Amparo. Indagando en la red su trabajo (¡qué pequeñas son estas pantallas de ordenador!) encuentro una obra sugerente donde color, textura y materiales cobran vida en formas geométricas... podrán comprobar como el adjetivo matemático es cálido, imprevisible, armonioso o amable. 

Xaro Nomdedeu y Amparo Dols Marzá publican su "Homenaje a Alfonsina Storni".

Un trabajo para disfrutar.

Primera parte:


Segunda parte:



miércoles, 14 de noviembre de 2012

En Huelga


A la vista de los acontecimientos decido ir a la Huelga.

Nos gritan: ¡Sálvese quien pueda! y así convencernos de que el que se cae: ¡Se lo merece por vago o débil!, que el que no puede: ¡Que se joda!, que el que nunca pudo: ¡Nunca llegará a nada! y el que podría: ¡Que se marche de aquí, hasta que le avisemos!

Como las hormiguitas cargan sus larvas cuando llegan las inundaciones, trato de poner a salvo aquello de lo que nos sentimos más honrados y orgullosos: Trabajo, respeto y solidaridad. 

lunes, 12 de noviembre de 2012

A la Huelga General


El hombre de los sacos,
como buen trabajador,
dejó las cosas bien terminadas hoy.
Mañana, orgulloso,
irá a la Huelga General.

Son las ¿contradicciones?
de ser honrado.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Cierta incierta lente 027



Tantas veces 
pasaron sus cálculos
sobre nuestras cabezas
sin vernos...

Nos preguntarán
por dónde andamos...
tan perdidos.

Les sonreiremos
y les diremos que seguimos
nuestro camino
entre los árboles,
bajo el cielo.


sábado, 20 de octubre de 2012

Voladuras


video


Se fueron los últimos seres sobre la tierra.
Volaron.

Dieron por terminados
los tiempos de arrastrar los pies
y levantar la vista.

Se alzaron en silencio
y se dejaron caer por el cielo,
por si, allí,  había
algo para ellos.

sábado, 6 de octubre de 2012

¿Qué fue de septiembre?


Pasó y septiembre y yo no nos dimos por aludidos.

Medio siglo de septiembres y yo
y todo el mundo empeñado en mirarnos
el blanco de los ojos o las hojas.



¡Qué si! ¡Qué si! ¡Que me pongo a ello!

La próxima vez ya les avisaremos:
                                                        Yo de septiembre
                                                                                       y septiembre de mi.

jueves, 9 de agosto de 2012

Cierta incierta lente 026




Viste. 
Allí sobre el horizonte.

Yo no tengo más que añadir.
Lo que nunca nadie vio.

Amanece.

viernes, 3 de agosto de 2012

Miradas miradas 016

Un retrato que te observa sin saber, sin palabras.
Ya te inventas lo que te dice, ya lo que calla.



Las protestas ocupan SF
(Occupy SF protests)

Se ajustó el casco aquella mañana.

Era la parte que le correspondía en el trato con sus sueños.
Su obligación, cometido y orgullo con esta mano de la partida.

No se sentía ni culpable ni satisfecha, era su apuesta y su deuda.
El  toma y daca al que nos obliga el destino.

Tow away!
No stopping!
¡Hasta aquí!

Gritos y mandato,
algarada y resistencia,
orden y destino.

Debía:
ir al supermercado
recoger a los críos
darles la cena

Cosas de la vida.

Tim Navis

viernes, 27 de julio de 2012

El comienzo... presiento que de una gran amistad


Circunstancias en calendarios:


1. A inicios de julio nos ponemos en contacto con Víctor Gómez y le comunicamos el paso circunstancial por la Librería Primado de Valencia a mediados de mes. Deseamos dejar ejemplares de “El Viaje”, primer libro de Cartonera Island. Los llevaré personalmente, como si se tratara de un extraño presente, un exótico contrabando.

Víctor no lo duda, el día 19 de julio, había ya una presentación planeada en la librería, la de Julio Obeso y su libro “Tres tristes trópicos”. Nos planteó la posibilidad de unirnos a ese festejo, a la reunión de su concurrencia poética, presentando conjuntamente nuestro proyecto y mi libro.

Aceptamos encantados. 



 2. Mi ruta para llegar a Valencia es tortuosa. Voy avisando por emails a mis amigos levantinos por si se pueden dar cita en la cita. Andan desperdigados y mi aviso es tardío. Al mismo tiempo, me van llegando mensajes de los planes otoñales de los compañeros de Cartonera Island. El gobierno sigue recortando de lo público sin pudor y sin más explicaciones. Andamos calientes. Arden los bosques en La Gomera, en La Palma y en Tenerife. Pasamos junto a las tierras valencianas ya quemadas días antes.

El discurso social, económico y ecológico de nuestras Cartoneras va cobrándose los sentidos.



3. Jueves 19 de julio, convocatoria de protestas y reivindicaciones. En Canarias los incendios forestales no están controlados. La cosa está que arde. Cuentas pendientes. En cita previa se convocaron libreros, editores, escritores, lectores, amigos y desconocidos. ¿Para hablar de poesía? ¿Qué haremos?

Me presento, con mis compañeras de ruta, en Primado. Víctor y Manuel se presentan amables y cariñosos. Nos presentan a nuevos amigos. Se respira una singular connivencia con la poesía, una palpable presencia. También presente mi amiga Xaro Nomdedeu, mi hechicera de las manzanas y las matemáticas. Una alegría para reforzarnos el abrazo, que la complicidad nos abunda. La cita se presenta plácida y convicta de coincidencias.

Finalmente se mantiene la cita con la poesía. Así que, después de todo, con los que allí fuimos (libreros, editores, escritores, lectores, amigos y desconocidos), se protesta y se reivindica.

En las manifestaciones se escribía poesía, en cualquier caso. Simetrías de calendario. 



4. Víctor Gómez toma la palabra para comentar la circunstancia de los conceptos de los amigos y los extraños, de los conocidos o los desconocidos. Los dos libros que se presentan se hallan en sendas localizaciones.

Le propongo que se una al concepto de “el intruso” que solemos usar en La casa transparente.



5. Víctor me da la palabra para hablar en nombre propio, como autor del libro, y en nombre de Cartonera Island. Trato de repasar antecedentes biográficos que explican los orígenes del proyecto. Me remonto a los años ochenta, con los primeros libros artesanales donde salieron nuestros primeras obras o los primeros libros de La Calle de la Costa, y como se han ido buscando respuestas a las dificultades que se presentan a la creación siempre fuera de los ámbitos del poder (y con escasos medios).

Comento la situación en Canarias debida a la crisis económica y cómo ha afectado a los creadores. Explico que Cartonera Island es una respuesta militante frente aquellos que han predicho “la muerte de la cultura” debido a la desaparición de subvenciones de las administraciones públicas.

Cuento el modo de funcionamiento que pretendemos desarrollar, basado en la libre disposición de la obra por parte del autor, la confección de portadas en talleres cartoneros (especialmente los realizados en medios educativos) y el énfasis en la difusión de la obra por medios digitales en la red. Trato de trasladar las emociones de talleres cartoneros educativos que han tenido lugar en el Manuel de Falla o en el San Matías.

Se plantea la discusión sobre las ¿nuevas o viejas? definiciones de lo que es un libro, que se han abierto en el siglo xxi. El libro idea o escrito o tecleado, en manos del escritor, el libro objeto en la lectura, en las manos de un lector, el libro archivo o “mem” disponible y moviéndose nodo a nodo por la red, sin manos que lo posean. Los derroteros que sigue una obra para su escritura-lectura.

Posteriormente, tengo la oportunidad de hablar de mi obra “El viaje” y de leer algunos fragmentos. Me siento escuchado por los presentes que valoran, comentan y aportan ideas al proyecto.

Tanto por el cálido trato, como por la positiva conexión establecida, ha sido un gran día para Cartonera Island y para mí.



6. Para cerrar el acto, Víctor Gómez presenta el libro Tres tristes trópicos, de Julio Obeso en Ediciones Amargord. Comentan las circunstancias de la edición, dan algunas claves para su lectura y leen algunos poemas. No voy a pisar en esta entrada lo que tanto el prologuista como el autor contaron allí. Ellos tienen espacios para hacerlo. Yo me reservo, en este sitio y en una próxima oportunidad, el espacio para el comentario de esta inusual, intrigante e imaginativa obra.

Como escribe Julio Obeso en su libro: 
                      de momento la mañana está  encantada.                      





7. Dejamos en manos de Miguel, en la Librería Primado, unos pocos ejemplares de "El viaje" de Cartonera Island. Allí los cuidarán, estamos seguros de ello. Conocen de libros, de poesía y de romper los círculos establecidos (normalmente por el poder) dando valor a las diferencias.

Me gustaría trasladar en esta líneas la complicidad que en torno a la poesía y su compromiso social y cultural allí se comparte. Expresar las gracias por el afecto y la cercanía de los que allí encontré y nos acogieron.

Fui testigo de ello. Fui participé de ello. Soy afortunado por ello.




sábado, 14 de julio de 2012

El viaje ha comenzado


 El próximo día

 19 de julio de 2012 a las 20:00 (+1 GMT)

 en la Librería Primado en Valencia

 presentamos EL VIAJE

Esto significa que CARTONERA ISLAND habrá iniciado su (público) vuelo interestelar-intergaláctico-interpersonal-intercolectivo-internacional-interterrenal-intertemporal-internet-intercoyuntural-interinterior-interexterior-intertuyyo-intersolo-internosotrosustedesyellos-¿interetni? y, esperamos, interesante finalmente. 
Tengo la suerte que CARTONERA ISLAND empiece con mi poema de anticipación ciencia ficción para un futuro cercano sin fecha fija: El viaje.
Lo más importante es la ENORME cantidad de personas (todas humanas) y algún gato que han participado. Ernesto, Dani, Reyes, Eladio, Luis, Alicia, un montón de chicas y chicas que me falta espacio para poner todos sus nombres del Manuel de Falla y del San Matías, Clara, Sara, Irene, Pino, Gladys, Lucas, Gonzalo, Atilio, Belén, Viktor, Miguel, espero no olvidarme de nadie aunque estuviera remotamente involucrado, algunos que ni siquiera supieron que estuvieron involucrados como Jaime, Mª José, Nuria o Fina, otros que ni siquiera sabremos nunca sus nombres y yo, que también participé, a veces más, a veces menos.
Cuando escribir no termina en el punto final del escritor, sino que continúa y sigue y sigue y a veces, unas poquitas veces, de verdad muy poquitas, finalmente alguien, un lector, lo lee y así se sigue escribiendo, aunque crean que está leyendo.

Cuenta atrás... siete, seis, cinco, ...

domingo, 1 de julio de 2012

Afrontar el mundo



Ellas afrontan
el mundo.

Desean hacer botar una piedra
sobre las olas,
cuantas más veces mejor.

Yo no vivo para otra cosa.

Afrontaré mis miedos.

viernes, 29 de junio de 2012

lunes, 25 de junio de 2012

Calimas

Dijo Daniel Bellón:



¡Puaj!

Mentía. Ya él había escrito:


"Cuando al día siguiente mi madre hizo la casa
sus brazos no podían barrer tanta tristeza"
P.G.C.

En la azotea hay polvo del desierto
un polvo viajero que vino con el viento
siroco a asentarse en los rincones vacíos de la casa
en los días de la garganta reseca
que anuncian la langosta

El polvo se cuela por la ventana
y bajo las puertas
se mezcla con la humilde polvasera local
se acumula en los alféizares
se mezcla con los gastados huesos
de la casa

La casa vacía
sin escoba de caña ni agua
ni zotal ni flores frescas traídas del mercado
sin radio y sin antena
de televisión

El polvo extranjero
nos recuerda la arena que somos
sobre la que volaron como pájaros oscuros
los abuelos
desde las montañas blancas
donde la luna es grande
como una enorme pelota
o un queso tierno
soltando su suero blanquecino

Esta casa vacía
levantada con el resuello perdido
de domingos sin fiesta
ha perdido el sentido
está vacía

No hay brazos que puedan barrer tanta tristeza
Y así seguiremos.
Buscando el horizonte desaparecido en la calima.
Barriéndonos la tristeza.

domingo, 24 de junio de 2012

Vacaciones escolares



¿Vieron sus caras? Tienen que ver sus caras. Esa sensación en la barriga. Esa sensación de libertad. Esa sensación de que por fin. Esa sonrisa. Llegaron las vacaciones escolares. 

Nunca ninguna de ellas volverá. Así que apártense, miren y déjenlos disfrutar. 

Postdata para maestros, profesores y docentes en general. Apártense y disfruten de ser despojados, por un tiempo, de esa sensación de responsabilidad.

miércoles, 6 de junio de 2012

Lean a Bradbury. No lo olviden, lean a Bradbury



Dinos un libro...   me preguntaron.
Recordé...
Crónicas marcianas, claro.   respondí.
Recordé porque un día decidí ser escritor.
Recordé que quizás lo consiga.
Algún día.


Me dicen que murió Ray Bradbury. Corro a los estantes. Abro los libros al azar... cada frase evoca. Cualquier párrafo es una historia. ¿Cuándo fue la última vez que leí a Bradbury? Fuera el tiempo que fuera, hace demasiado que no leo a Bradbury. 
Me dicen que murió Ray Bradbury. Si no hubiera leído "El hombre ilustrado", casi me lo creería. 


[Crónicas marcianas]
Tenían en el planeta Marte, a orillas de un mar seco, una casa de columnas de cristal.

[El vino del estío]
La mujer estaba ahora más tranquila.
— Leo, cometiste un error. Olvidaste que en algún momento, algún día; uno tendría que salir de aquí e ir a lavar platos y hacer camas. Cuando estás adentro, sí, la puesta de sol parece ser eterna, el aire huele bien, la temperatura es agradable. Todo lo que quieres que dure, dura. Pero afuera, los chicos esperan el almuerzo, las ropas necesitan botones. Y seamos francos, Leo. ¿Cuánto tiempo puedes mirar una puesta de sol? ¿Quién quiere que una puesta de sol no acabe nunca? ¿Quién desea una temperatura perfecta? ¿Quién desea que el aire huela siempre bien? Al cabo de un tiempo, ¿quién lo notará? Si la puesta de sol dura un minuto o dos, mejor. Luego, pasemos a otra cosa. La gente es así, Leo. ¿Cómo has podido olvidarlo?
— ¿Lo he olvidado?
— Las puestas de sol son hermosas porque sólo ocurren una vez y desaparecen.
— Pero, Lena, eso es triste.


[Las doradas manzanas del sol]

— Bien, ahora que eres invisible, Charlie, ¿qué vas a hacer?

[Fahrenheit 451]

Podía percibirse cómo la guerra se iba gestando aquella noche en el cielo. La manera como las nubes desaparecían y volvían a asomar, y el aspecto de las estrellas, un millón de ellas flotando entre las nubes, como los discos enemigos, y la sensación de que el cielo podía caer sobre la ciudad y convertirla en polvo, mientras la luna estallaba en fuego rojo; ésa era la sensación que producía la noche.

[El hombre ilustrado]

La luna estaba alta en el cielo. El hombre ilustrado no se movía. Yo había visto lo que había que ver. Los cuentos habían sido contados. Habían concluido.

lunes, 4 de junio de 2012

Pasos II


video


Despistado
como de costumbre
me detengo
un momento
en una la vuelta del camino
y la vida
se calla para 
dejarme oírte
a lo lejos.

Apretaré el paso
para alcanzarte.

domingo, 3 de junio de 2012

Pasos I


video

Te perdí
en un momento
en una la vuelta del camino
y la vida
- así es la vida -
me llevará hasta ti.

Llegaré tarde,
ya sabes que soy un optimista.

viernes, 11 de mayo de 2012

Sentir(las) crecer es mi vida


Un Fib para el Día Escolar de las Matemáticas.


Ven.
Ven
pronto.
Te espero
aquí sentado
mirando crecer las flores.
Los pétalos asoman como estos versos.
Quedará atrás la primavera mientras voy olvidando cada gesto.
Los que de tu rostro quedaron para hacerme esperar aquí mirando crecer las flores sentado junto a ti.


martes, 8 de mayo de 2012

Cierta incierta lente 024


Están los días,
está la lluvia
y la espera.

Están los abrazos,
las miradas
 y el pálpito.

Es prudente
anunciar
la luz de sol
en la ventana
de casa.



sábado, 28 de abril de 2012

sábado, 21 de abril de 2012

Leviatán



Nacido del cañón,
la sal y la pólvora

Frente a la costa ejércitos,
ante el horizonte armadas,
bajo la bandera dorada del tigre
de espantosas fauces,
acecha el secreto
de las víctimas inocentes.


Monstruosas pesadillas
en prontuarios de oscuros conjuros
y amputaciones.


Ansía almas y huesos
de los ignorantes ahogados en las batallas,
de los famélicos muertos de hambre,
de los cobardes amilanados que nunca reclamaron,
bajo el poder de imperios desdichados
de manos ensangrentadas.



viernes, 13 de abril de 2012

El riesgo de que la gente viva más de lo esperado



Pienso vivir 120 años, al menos.
Creo que el trocito de historia que pueda ver en ese tiempo podría tener alguna coherencia.
Creo que es lo mínimo para saborear la vida sin el riesgo de morir en el intento.
Creo que, cuando llegue allí,
habré reunido suficiente criterio
para decidir si merece seguir,
aún,
un poco más.




sábado, 7 de abril de 2012

A solas en la noche



Bajo la oscuridad,
solo,
me aplico un cuento.

Maúllo
sin decir
nada.

Total, nadie me oye.



jueves, 29 de marzo de 2012

Todas las palabras cuentan


Gracias a Belén Lorenzo, que vuelve con su: http://todaslaspalabrascuentan.blogspot.com.es/

A veces las historias se nos cuentan dentro: uno, dos, tres, ...
A veces nos contamos la vida fuera: Érase una vez...
A veces no paramos de decir palabras sin sentido: tiempo, vida, amor, libertad, tú, yo, ...
A veces no decimos lo que hay que decir:  tiempo, vida, amor, libertad, tú, yo, ...
A veces sólo nos queda escribirnos un cuento (breve):

Érase una vez un tiempo pleno de vida, amor y libertad. Tú y yo nos contábamos: uno, dos, tres, ...


aunque, a veces, le sobren algunas palabras.



jueves, 22 de marzo de 2012

Cierta incierta lente 023



Nos viene pasando.
Ante los ojos del mundo reverdecemos.
Saltamos.
Se nos agita el pecho.
Nos desplomamos al cielo
y florecemos más allá de toda duda.
Sin permisos.

martes, 20 de marzo de 2012

domingo, 18 de marzo de 2012

Otro Juarroz

Así, sin (apenas) más.



 ¿Cómo amar lo imperfecto,
si escuchamos a través de las cosas
cómo nos llama lo perfecto?

 ¿Cómo alcanzar a seguir
en la caída o el fracaso de las cosas
la huella de lo que no cae ni fracasa?

 Quizá debamos aprender que lo imperfecto
 es otra forma de la perfección:
la forma que la perfección asume
para poder ser amada.

Roberto Juarroz

sábado, 10 de marzo de 2012

Moebius au revoir Moebius bonjour



Creo que no soy capaz de (re)contar completa o detalladamente ninguna de las historias dibujada por Moebius que leí.
Pero cada viñeta, transpirada de su personal fatalismo, era un poema, un cuadro, una obra por si misma.
Moebius
Adiós Hola
1938-2012

viernes, 9 de marzo de 2012

Creadoras, cazadoras, exploradoras




¡Camaradas! ¡Compañeras!

Nos han descubierto.
Ya saben que tenemos personalidades diferentes
aunque realicemos las mismas labores
y vivamos bajo el mismo techo
o nos reunamos juntas en enjambres
por las plazas.

Creían tratar con autómatas y no con abejas.

Para su interés éramos una masa ignorante e inocente,
dóciles en nuestra melífera productividad.
En la lucha, dúctiles a los dictados de los manipuladores,
llevadas por un ancestral adocenamiento.

Ahora
nos saben exploradoras, cazadoras,
recolectoras, sensibles, valientes,
reflexivas, autónomas, intrépidas,
creadoras.

En nuestra comunes penurias
nos creían necias e ignorantes
al vernos juntas en la barricada.

Si, el enemigo ya nos sabe
distintas.
Y está aterrado por ello.

La respuesta seguirá siendo la misma:

¡A la Huelga General!

Los insectos también tienen personalidad